La Importancia De Los Ejercicios Físicos Para La Salud De La Mujer

La Importancia De Los Ejercicios Físicos Para La Salud De La Mujer

La práctica regular de actividad física tiene sus beneficios ya bien comprobados en ambos sexos. Hacer ejercicio regularmente es tan importante para la salud como cuidar la alimentación y el sueño. Además de sano, la actividad física promueve el bienestar y mejora la calidad de vida.

Para el sexo femenino, este enfoque adquiere algunas especificidades que incluyen desde las diferencias del perfil hormonal y de los porcentajes de grasa y masa muscular hasta las respuestas y adaptaciones al ejercicio.

Aunque la enfermedad arterial coronaria (DAC) es la principal causa de muerte en hombres y mujeres, cada año aumenta más este número entre las mujeres. En la edad joven, el riesgo de ataque cardiaco es menor en las mujeres en relación a los hombres y eso trae la falsa impresión de que la mujer estará siempre protegida. Sin embargo, con el aumento de la edad, el riesgo de ataque al corazón se vuelve similar en hombres y mujeres.

A pesar de estas estadísticas, muchos profesionales de la salud, así como el público citan el cáncer de mama y la osteoporosis como los mayores riesgos de salud para las mujeres mayores de 50 años. Estos son problemas importantes, pero debemos recordar que el riesgo de muerte por enfermedad coronaria entre las mujeres en la posmenopausia es del 31% contra el 2,8% para fractura de cadera y cáncer de mama.

Compruebe Los Beneficios Que La Práctica Deportiva Puede Traer A Su Salud

Las mujeres que optan por un estilo de vida más sano e incluyen la práctica de ejercicios en su rutina diaria reducen el riesgo de esas enfermedades y complicaciones, sobre todo, de aquellas cardiovasculares, metabólicas e incluso de algunos tipos de cáncer, como el de mama, El colon y la vesícula biliar. Además, mejoran la salud ósea y reproductiva, el humor, la autoestima, controlan los niveles de estrés y el peso corporal.

Incluso durante el embarazo, las mujeres pueden y deben ejercitarse. Con la ayuda de los ejercicios, las embarazadas logran mantener sus niveles de aptitud, reducir las molestias y los dolores, dormir mejor, combatir el estreñimiento, controlar la ganancia de peso y el estrés, prevenir la diabetes gestacional, mejorar la imagen corporal y acelerar la recuperación post- Parto. Sin embargo, ante esta condición especial se debe resaltar la necesidad de la evaluación médica para dimensionar posibles riesgos.

Obtén Un Cuerpo Esbelto Y Tonificado

Además del factor salud, otra preocupación bastante presente en los programas de ejercicios femeninos es la estética. Después de todo, ¿qué mujer no quiere tener la felicidad de exhibir un cuerpo más esbelto? Sin embargo, cabe destacar que los objetivos de mejora estética y de promoción de salud pueden (y deben) caminar juntos.

Preocuparse por el peso corporal, por ejemplo, es muy importante para los objetivos estéticos y de salud. De la misma forma, el aumento de la musculatura (hipertrofia) tiene impacto sobre la presentación corporal y puede promover mayor gasto energético, control glucémico y lipídico, disposición, entre otros.

Entre una variedad muy grande de ejercicios, actualmente las modalidades favoritas del sexo femenino son el Fitness, la carrera, el Pilates y el yoga. Sin embargo, no hay una única modalidad capaz de satisfacer todas las necesidades y expectativas. A la hora de optar por una actividad, lo más importante es intentar escoger aquellas que le gusten y que puedan contemplar todos los componentes de la aptitud física relacionados a la salud.

Así, para obtener mejores resultados es crucial combinar un conjunto de actividades de condicionamiento cardiorrespiratorio (como las caminatas / carreras, natación, etc.), con actividades de aptitud muscular (musculación, Pilates, etc.), flexibilidad y composición corporal.

A la hora del ejercicio hay que estar siempre atenta para realizar las actividades de la forma más segura y cómoda posible. Conocer su estado actual de salud, sus potenciales y capacidades orgánicas podrá aclarar qué debe hacerse, cómo debe hacerse y qué debe evitarse. En ese sentido, también es importante recordar que se debe escoger una actividad con la que usted se identifique y que esté adecuada a su nivel actual de aptitud. Esto favorecerá la regularidad y la adherencia.

Por último, el aumento de la actividad física debe ser gradual, con el uso de equipos y vestimentas apropiadas. Si ya ha comenzado, manténgase firme para atender sus propósitos con el ejercicio. Si aún no ha comenzado, establezca metas, organice, planee y vamos allá… ¡Su salud lo agradecerá!

Autor entrada: